Un enemigo llamado desánimo

He ido aprendiendo de la vida como muchas de las personas que conozco "viendo y repitiendo";  pero hoy sé que apesar de que aprender de otros para nuestro propio crecimiento es importante llevarse sus buenos "golpes"  de vez en cuando, para formarnos y dejarnos saber siempre con el proceso que por nada del mundo hay que dejar de aprender.
No hace mucho tiempo experimenté una sensación de frustración al ver que mi hijo  "NO HACÍA las cosas que hacían otros niños" y sumado al cansancio extremo que he sentido éstos últimos 8 meses creo que por un momento puse abajo y le dí cabida al temor en mi vida....-qué horror! no sé ni describirme en esos días, creo que el sobrenombre de caracol encerrada en mí misma me iría muy bien pues en todos éstos meses siempre me inyectaba ánimos para cumplir mi rool de madre y para entender que mi hijo haría las cosas a su tiempo y como buena animadora me decía Sara , "él puede, lo va  a lograr",,, sin embargo ese escudo de fortaleza tuvo un extravío porque simplemente se me perdío y decidí compadecerme de mi y de la condición de mi hijo, diciendo entonces si es cierto, no lo hará!!!
Recuerdo que había estado luchando por cielo y tierra que Samuel se sentara solito, pero él parecía estaba más interezado en otras cosas que en "sentarse para que mami lo viera y entonces así se sintiera dichosa", pero  mi conmiseración creció cuando a nuestra casa trajeron un niño 15 días mayor que él.... ¡pobre de mí! no había echo bien las cosas, era una mala madre, no sabía lo que hacía y toda esa cantaleta se me metió en la cabeza y me sentí derrumbada por el desánimo....-Que mal consejero el desánimo- y lo peor es que siempre trae de la mano un feroz amigo que nos destruye llamado depresión  y pasamos de estar desanimados a deprimirnos y queremos echar por un hollo la vida que Dios nos regaló no teniendo en cuenta que si no te gusta lo que hiciste hoy, si no lograste tu objetivos hoy, si no lo viste realizado ese sueño hoy,,, entonces él tiene un mañana nuevo para intentarlo otra vez...
Escribo sobre ésto porque este blog está llegando a más gente de la que imaginé y aunque al inicio lo quise dedicar a familiares de niños especiales, creo que hoy abro una brecha para cambiar el formato y tomar como marco de referencia mi vida y la vida como madre de un niño con Síndrome de Down para poder exponer mis experiencias a todos cuanto van por la vida llevando alegrías y tristezas, flores y espinas, siendo "Súper Man" hoy  y "Súper ratón" mañana..., me refiero a todos nosotros llenos de inmensas virtudes, un par de defectos y manías,  pero humanos al fin.
Cuando una persona decide abrirle las puertas al desánimo le permite a su mente "maltratar" su corazón y como lo que sale del corazón determina cómo somos, al fin y al cabo un corazón desanimado nos transforma en personas "tristes y solitarias", llenas de dolor y con muy malos hábitos que se suman en todo lo que hacemos,, éstos malos hábitos son los que yo llamo "la liga de los Súper amigos"  (el insomnio, la preocupación, cansancio sin aparente causa, enfermedades ligadas a la tristeza) y entonces dejamos de AVANZAR en nuestros sueños y metas y nos volvemos gente con un alto nivel de estrés y lo que más sufre es nuestra autoestima, sin dejar de lado que si el desánimo avanza, la depresión entrará a reinar y con ella vienen sus mejores amigos, tristeza sin sentido, resentimiento por el pasado y falta de perdon, que si a bien tengo decirlo nos dañan la vida y nos enseñan a hacer sufrir a los que más amamos en la vida -Sí ellos mismos... tus hijos, esposo, esposa, amigos y familiares, pero el que definitivamente es mas lacerado eres TU MISMO, porque entonces empiezas un conflicto que solo te lleva al análisis y como una vez escuché decir, que el mucho análisis lleva al parálicis....
En fin,,,Solo me faltaba enterrar la cabeza en la tierra cuando mi hijo un buen día decidió que era hora de sentarse solo; y yo no tuve más que reflexionar que si dejaba una vez más subir al barco de mi vida a ese enemigo llamado desánimo, todo lo que amo de mi sería como un paisaje que se mira tras una vitrina y no se puede tocar...
El amor de Dios te permite llenar el espacio que el desánimo (con todos sus amigos) han ido dejando en tu vida.
Pon un granito de arena llamado deseos de hacer bien las cosas y busca a Dios en oración, en tu casa, en tu cuarto, cuando estás a solas y dile al desánimo que le cierras las puertas de tu vida y que de hoy en adelante Dios es quien dirije tu rumbo por eso, ni él ni la amargura, ni la depresión tienen cabida en tu vida,  familia, proyectos, amigos y hogar.
Un abrazo a todos esos luchadores incansables que llevan a cuestas sus vidas llenos de fe, optimismo y amor!!! a ustedes les dedico este blog...




La paciencia nos da la mano

¿Cuánto tiempo esperamos por ver el resultado de nuestro esfuerzo, sin dejar de intentarlo?
Hoy pude entender que parte de lo que nos dará la victoria en nuestra vida, es "Ser pacientes", ser pacientes en lo que esperamos es ser exitoso, pues la paciencia es un fruto que nos da "esperanza".
Hoy ví a mi hijo de 7 meses y 3 semanas lograr afirmar en el suelo por primera vez sus pies, hasta lograr ponerse de pie...- quedé sorprendida, porque después de intentarlo tantas veces un buen día dije "será a su ritmo", pero como podría él aprender si yo no era paciente, acaso estaba esperando más de lo que podría recibir?
Hablando de paciencia he descubierto que es tan necesaria como la vida misma, pues una persona "impulsiva" solo logra "echar a perder" sus esfuerzos y eso a la larga causa depresión y la depresión es el canal por el cual nos sumergimos en amargura.
Quiero darte unos pequeños consejos para adquirir paciencia y de ella se desprende el éxito que necesitamos  para alcanzar nuestros sueños.
  1. Reconoce a Dios en todos tus caminos y confía en él.
  2. Aprende a conocer tus fortalezas y debilidades.
  3. No explotes con nadie, modera y controla tu temperamento
  4. Aprende a mirar la gente con optimismo, no juzgando a nadie.
  5. Sé sincero con tigo mismo y reconoce que necesitas mejorar tus emociones
  6. Aprende a esperar tus turnos, y para ello haz las cosas con "Tiempo"
  7. Gózate con los triunfos de los demás, eso nos hace ser más nobles
  8. Cuando vallas a realizar alguna tarea mentalizate que hay que invertir tiempo en ello y no te desesperes si no alcanzas lo que quieres de inmediato
  9. Deja que los demás se expresen, a veces es bueno saber las opiniones de otros.
  10. Pide consejo y ayuda y ponte tareas que puedas cumplir
  11. No defraudarnos a nosotros mismos es el primer inicio de ser paciente.
Espero que puedan entender que detrás de cada momento de impulsos que vivimos solo empeoramos las cosas.
Los dejo con esta frase "Si quieres ser paciente, entoces prepárate a ser "instruido"...
Saludos


Las amistad y las vueltas en la cama!!

Quise publicar esta foto, porque cuando la tomé no podía creer lo que veía,, -quizás para muchos es una foto cualquiera, pero para mí encerró una gran lección que les queiro compartir-.
Por primera vez entendí porqué mi hijo lleva semanas dando "vueltas de malabarista" en su cuna a la hora de dormir,,, no entendía porque él luchaba tanto por amanecer al revés cada mañana y hasta me asustaba de verlo moviendo se durante toda la noche como si estuviera incómodo buscando una posición tras otra sin encontrar la que le permitiera dormir en paz.
Increíblemente, hoy lo logró!!!! logró dormir boca abajo por PRIMERA VEZ en su vida,, luego de tanto luchar por acomodarse ( y yo estaba ahí para celebrarlo),, aunque de cuando en cuando levantaba la cabeza para respirar bien pues la movía y entonces se tapaba la nariz y ya sabrán que lógicamente después de despertarse por la falta de aire venían los gritos y no me quedó otra que quedarme ahí con él toda la tarde esperando a que se quedara sin respirar para acomodarlo de nuevo,,,, (aunque se enojara con migo por querer ayudarlo).
Que gran lección aprendí hoy? aprendí que aveces queremos hacer cambios en nuestras vidas y como no sabemos cómo hacerlo, entonces le toca a otros ayudarnos en esos procesos y estar a nuestro lado para que lo logremos,,,
Quizás muchos de nosotros hemos sufrido y sentir dolor en nuestra vida nos asusta,,, pero Dios siempre tiene para nosotros amigos que aunque nos dejan recorrer nuestras vidas con todo y raspones, al final del camino están cerca para ayudarnos cuando ya finalmente nos falta el aire,,,,,
Aprendí que si luchamos y NO nos cansamos de luchar, el éxito y la felicidad se asoman a la ventana de aquel que se esfuerza de corazón...
Hoy entendí que sí se puede alcanzar la felicidad y que cuando llega es tiempo de disfrutarla, pero que también es muy importante que jamás nos olvidemos de aquellos que nos brindaron su compañía y amor a pesar que algunas veces nos enojamos por que nos ayudaron estando a nuestro lado en momento en que las cosas no iban bien,,,
A los amigos que me han dado su amistad incondicional, a ellos esta nota de hoy.

con amor su amiga SARA...


"El Cambio"...

Después de haber "hecho las pases con el de arriba", me fuí sintiendo un poco mejor cada día y ya las cosas en mi vida ivan tomando otro rumbo; pero este "acomodo" no fue fácil y empecé a descubrir un camino un poco estresante por bello que fuera.
Recuerdo que cada amanecer era una "tragedia" entre preparar al niño para dormir, ordenar la casa, acomodar las cosas que había dejado pendientes, levantarme muchas veces en la madrugada, pelear para no dormirme dándole pecho al bebé y cuidándome las heridas del parto, mi vida había cambiado tanto que yo misma no me reconocía y eso me hacía sentirme mal porque no tenía tiempo para mi ni para mi familia; sinceramente, ¿no sé en que lugar había dejado perdido el balance en mi vida?
Tener un niño con Síndrome de Down representaba exámenes, doctores, hospitales, cambios emocionales, y personales y eso nos angustiaba un poco porque sentíamos una especie de temor, quizás era esa necesidad de protección que se despierta en un padre y no queríamos que nadie nos diera su "opinión" porque no sabíamos cuanto nos iva a doler.
Durante el primer mes casi despues de la cuarentena, decidí quedarme en casa a "descanzar", que irónico lo que realmente quería era evitar las miradas curiosas y los comentarios de como -pobresitos o que lindo tu bebé tiene algo tu niño?,, era irónico, yo quería gritar a los cuatro vientos que por fin habia sido madre y simplemente ahora quería descansar?,,,, -"descansar yo?, ¡NO!!! lo que en verdad quería era encerrarme, pues aunque no lo sabía simplemente no estaba lista para gritarle al mundo que mi hijo tenía Síndrome de Down.
Aparte del poco tiempo que tenía para mi, las citas médicas que tuvimos que tener con el niño y todo lo nuevo que estaba viviendo como madre, tuvimos que empezar con la estimulación temprana de José Samuel y comenzamos a asistir al Centro de Educación Especial... "eso si fue increíble para nosotros pues conocimos otros padres, asistimos a charlas de profesionales, cargamos otros niños especiales, vimos todo con otros ojos y eso simplemente nos dio valor para enfrentarnos al mundo, tal como debíamos hacerlo", hoy sé que no lo habíamos hecho simplemente por que "NO SABÍAMOS COMO" y eso es muy común, somos seres humanos y aprendemos de otros seres humanos.
La experiencia de asistir al Centro de Educación Especial nos ayudó tanto que desde ese momento en adelante aprendí cosas muy esenciales, como establecer horarios, darle tiempo a mi familia, compartir mi hijo con los demás y preocuparme por mi también.
Hoy tenemos la costumbre de casi todas las tardes sacamos al niño de paseo, dejamos que los demás nos miren como quieran, al fin y al cabo sabemos que la gente con su poco sentido de la realidad solamente puede ver una pareja feliz que disfruta y ama a su hijo...no es tan grave, como lo imaginaba.
Saben lo lindo que es disfrutar sus hijos???, pues para nosotros lo es, porque la vida nos ha enseñado que en realidad somos especiales los tres,,,
Así fue como nos tomó casi 2 meses salir del cascarón en el que sin saber, ni querer nos habíamos metido.
Lo último que hice y que dió como resultado de haber echo cambios en mi manera de pensar fue más bienestar, más alegría, más sonrisas, más paz y más deseos de ser mejor... A pocos días de mi "salida al mundo con mi hijo en brazos", corrí al Salón de belleza, me arreglé el cabello, me compré ropa nueva y mi esposo dice que desde entonces tiene "esposa nueva"...
Creo que el hacer cambios en todo, desde rutinas, hasta sentimientos nos hace darnos cuenta de ya estamos listos para mostrarle al mundo lo que Dios nos ha regalado.

En este video José Samuel tenía 2 mese recién cumpliditos, y aquí está con su papito...

video