¡Mujeres, sí se puede!


A muchas de ustedes les he escrito en respuesta de preguntas un poco desalentadoras que me hacen cuando me escbriben y la verdad no sé si algunas piensan que les contestaré con un SI,,, que si pienso que están derrotadas, que son "pobresitas" y que hay que tenerles lástima por su situación,, ¡que dolor me dá eso! y por mi parte les digo madres bellas, están equivocadas si piensan que podré pensar que lo son; pues he aprendido que en la vida los golpes, las malas experiencias, las relaciones rotas, las dificultades, los problemas de conductas o enfermedades de nuestros nenes y todo lo negativo SIEMPRE nos enseña algo  y para mi, dejan de ser derrota los fracasos cuando te sirven de guía hacia el exito. 


Para mi cada madre, tiene que aprender a pelear sus propias batallas, dejando de lado su "condición"  y creyendo que puede hacerlo.  ¿porqué les digo esto?,  porque creo que con lastimas, tristezas, depresiones, quejas o reclamos, jamás sacaremos a nuestros hijos especiales adelante, y menos llegaremos a nuestra vejez realizadas como mujeres, madres y amigas.

Quiero definirles que NO es una madre especial. 
Para mí una madre especial No es una mujer derrotista, no es egoista, ni tiene lastima de si,  Madre Especial es aquella se se sobrepone ante los problemas porque es capaz!!!! , porque lo puede hacer y porque si un día Dios decidió darle un niño con una "capacidad distinata" fue que te vió algo, creyó en ti, y te premió.

A todas las madres de este sitio mi respeto, mi cariño y con todo mi corazón les deseo lo mejor, pero debo decirles que si ustedes fueron, son y han sido capaz de sacar avante sus hijos, vida y hogar, son más que héroes, son mujeres capaces, ingeniosas, fuertes y valientes, y para mi eso no tiene ni un pelo de derrota.

Si para cuando leas ésta nota, te sientes cansada, preocupada, triste, sola o sin fuerzas, recuerda que no estás sola, que Dios promete darte las fuerzas y la paz que necesitamos en medio de nuestra tarea.  Mi mejor consejo para ustedes siempre será, apoyénsen en Dios, no lo dejen de lado, sigan creyendo en él, y verán como el poder de la fe, el amor y la valentía dan resultados maravillos.

Hoy les extiendo mi mano de amistad y respeto, y las motivo a seguir adelante; yo misma sé que es dificil, cansado y aveces no vemos la luz, pero si algo hay de cierto es que somos las mujeres que han de hacer la diferencia en esta generacíon.

Les envio un beso y les dejo diciendoles que Dios les dé más de lo que ya tienen.

con cariño Sara Méndez de Barragán
Publicar un comentario en la entrada